viernes, 18 de enero de 2019

Reintegrarse al trabajo después de vacaciones.

Luego de un merecido descanso, puede costar volver a la rutina laboral, los primeros días pueden ser agotadores para algunos, quienes ya por unos días se habían acostumbrado a despertar más tarde y a descansar de todo lo que significa trabajar. Pero claramente es algo que debemos hacer y que no es algo malo, si no por el contrario, hay que retomar esa motivación que teníamos y seguir adelante con las metas propuestas.
Es por esto que queremos ayudarte a volver al trabajo de una manera fácil y sin pasar por un cambio tan severo.

Lo primero, y una de las cosas más importantes que se deben tener en cuenta, son los horarios de sueño, que para que no sea un cambio abrupto, debe existir una aclimatación unos días previos a la vuelta al trabajo, lo ideal sería mantener el mismo horario siempre, pero es casi imposible no quedarse más tiempo en cama cuando se está descansando. Por eso unos días antes, podrías comenzar a levantarte un poco más temprano y por ende también acostarte un poco más temprano, ya para que el día anterior a volver al trabajo, también puedas acostarte temprano sin que te cueste quedarte dormido y al día siguiente levantarte a la hora, sin andar con tanto cansancio en el cuerpo.

Por otro lado, ya estando en la oficina, la organización es muy importante, si es que tienes trabajo muy pesado o de mayor urgencia, parte por esos y deja los trabajos más livianos o menos importantes para el final del día, cuando ya te sientas un poco más cansado. La organización siempre te ayudará a mantener tu mente activa y enfocada en una sola tarea, para así no estresarte ni complicarte de más después de esos días de descanso.

También la alimentación también es un punto importante a tratar, muchas personas nos desordenamos en los horarios alimenticios y además comemos cosas poco sanas al estar disfrutando nuestras vacaciones, no olvides mejorar tu alimentación ya que esto ayuda a que el cuerpo funcione de mejor manera, ayudándote a mantener las energías y la concentración suficientes para tener un correcto funcionamiento en la jornada laboral y posterior a esta.

En tus vacaciones aprovecha de descansar, recarga tus energías, toma tiempo para ti, desconectándote del trabajo, comparte con las personas cercanas y queridas, disfruta. Para que a la vuelta puedas llegar con más energía y concentrarte mejor en tus objetivos.

¿Por qué ser gentil con los empleados es bueno para las empresas?

Parece que muchos de nosotros estamos cada vez más conscientes de esto. Más conscientes de lo que estamos haciendo y por qué lo hacemos. ...