martes, 8 de enero de 2019

Cómo motivar a cada generación con políticas de incentivos en la empresa

Los empleados piden que las empresas incluyan en el plan de beneficios sociales políticas de conciliación, bienestar y salud para mejorar su rendimiento.


Los departamentos de recursos humanos enfrentan tiempos de cambio. El panorama laboral actual obliga a convivir a varias generaciones con intereses diferentes y que conciben el trabajo de forma distinta. Para muchos, gana la estabilidad de estar en una compañía y otros eligen destino por proyecto. Sus empleadores empiezan a darse cuenta de que hace falta reformar las políticas de beneficios, personalizarlas y cambiarlas a demanda, porque son herramientas para atraer y retener el talento.

“Siempre ha habido peticiones más allá del sueldo, la atmósfera laboral, un buen jefe… Pero ahora se demandan cosas nuevas. Tiempo para hacer voluntariado o proyectos propios, flexibilidad y políticas de bienestar”, apunta Juan Ramón García, director de recursos humanos del área corporativa de Ferrovial. “Los beneficios son mejoras para los trabajadores que no se incluyen en su salario”, indica la directora del Club de Benchmarking de Recursos de IE Business School, Pilar Rojo. “Mejoran el clima laboral, captan y retienen talento, tienen correlación con una mayor productividad, por ello son una medida a considerar”. “Financiar los estudios de los empleados puede atraer talento, y puede retenerlo el servicio de guardería, tickets de gasolina y los seguros de vida y médico”.

Rojo distingue entre beneficios sociales adicionales —que los trabajadores tienen a su disposición sin repercutir en su retribución— y planes de compensación flexible, que se canjean por retribución. “En este paquete los preferidos son los tickets de guardería, la formación y el seguro médico”. Qué se ofrece, cuánto y cómo depende de las negociaciones de cada trabajador, de los convenios y de las propuestas de los sindicatos. Cada empresa decide qué tiene mayor impacto en la motivación de sus trabajadores. “Lo que motiva a un talento joven quizá a un sénior no. Lo que a un vendedor le satisface a un gerente quizá no. Discriminar y adecuar es más acertado”, agrega.

Para mayor información:


Cinco claves para darle sentido a tu trabajo (y de paso, sentirte mejor)

Trabajar solo por tener una nómina motiva bien poco. Si no somos millonarios, algo que no le sucede a la mayor parte de los mortales, necesi...