miércoles, 21 de noviembre de 2018

Técnicas para concentrarse en el trabajo.

A todos nos puede costar estar horas y horas concentrados en una misma solución o actividad, lo cual por ende nos tiende a desconcentrar, comenzamos a mirar el teléfono quizás, a ver más la hora o simplemente a dejar que nuestra imaginación vuele por los aires, alejándonos cada vez más de nuestra meta, esto se da aunque nosotros no lo queramos así. Es por esto, que a continuación te dejaremos 5 técnicas para ayudar a tu concentración en el trabajo.

  • Haz una lista: Esto debe ser parte de tu planificación diaria, lo cual te ayuda a poner en orden tus actividades, desde las más importantes a las que no lo son tanto, fijandote así objetivos durante el día, lo cual ayuda a enfocarte en solo una actividad y al terminarla comenzar otra, es sabido que muchas personas intentan hacer muchas tareas a la vez, esto no ayuda a realizar el trabajo con eficiencia, ni terminarlos a tiempo, por eso es importante el check list, así sólo te enfocas en una sola tarea y la realizas bien, evitando la sobrecarga y distribuyendo tus tareas de manera organizada durante toda tu jornada laboral.
  • Organiza tu espacio de trabajo: Al mantener ordenado tu espacio de trabajo, no solo ahorras tiempo en el momento de buscar tus implementos, como por ejemplo buscar más corchetes para la corchetera, al saber ya donde están es solo cosa de abrir el cajón y poner más, por ende no tienes que perder tiempo en realizar esta actividad. También, al momento de organizar tu escritorio o espacio de trabajo, debes eliminar las cosas que puedan ser una distracción para ti, sería ideal solo mantener las cosas que están relacionadas a tu trabajo.
  • Técnica Pomodoro: Esta es una famosa técnica ideada a finales de la década de los 80’, especial para organizar y gestionar el tiempo laboral, realizando la mayor cantidad de tareas en el menor tiempo posible, de una forma eficiente. Esta consiste básicamente en un proceso de 4 ciclos de 25 minutos cada uno, en los cuales uno se debe enfocar solamente en la tarea que se está realizando, sin distracciones, y luego tomar un descanso de 5 minutos. Luego de terminar los 4 ciclos se puede realizar un descanso de más tiempo (15 - 30 min.), en el cual puedes realizar cualquier tipo de actividad, lo ideal es que sea lejos de tu puesto de trabajo. Luego de esto, si es que te ha faltado tiempo para realizar tu tarea, solo debes volver a comenzar el ciclo.
  • Teléfonos fuera: Todos sabemos cuánto nos pueden llegar a distraer los celulares, con todas las aplicaciones y redes sociales. Cuántas veces nos hemos visto solo revisando la hora y de repente, de un momento a otro, ya estamos revisando los mensajes o viendo las fotos en las Redes Sociales. Este punto es muy importante para concentrarse en el trabajo, en tus descansos es el mejor momento que puedes utilizar, para así mantener tu foco de concentración en tu actividad.
  • No dejes que te supere el estrés: En esos momentos en los cuales las tareas a realizar pueden sobrepasarte, donde no encuentras soluciones aparentes y comienzas a perder un poco el hilo de la tarea a realizar, debes tomarte un tiempo para recurrir la respiración. No debes perder la calma, si es necesario, debes salir del entorno, distraer la mente y volver a ver el problema de otra perspectiva. 

jueves, 8 de noviembre de 2018

¿Y si tu empresa te diera todo los días libres que quieras? El estrés de las vacaciones sin fin

Netflix ofrece a su plantilla alargar los días libres a su antojo si cumple los objetivos. ¿Son todo ventajas?

¿Y si nadie llevase la cuenta de nuestros días de vacaciones? ¿Y si los días libres pudieran ser ilimitados? Esta aparente utopía funciona desde hace años en algunas empresas como Netflix. En 2004, la compañía de streaming usó una presentación con más de 100 diapositivas para anunciar que iba a dejar de contabilizar los días de vacaciones a sus empleados, siempre que estos cumplieran con unos flujos de trabajo determinados y se pusieran de acuerdo con sus compañeros. Es decir, les daba vacaciones sin límite siempre que no dejen tareas pendientes y los jefes consideren que las circunstancias lo permiten.

Netflix aún mantiene esta política, pero otras empresas, como la plataforma de crowdfunding KickStarter, la han abandonado porque los empleados se sentían tan presionados por cumplir los objetivos necesarios para pedir días libres que apenas lo hacían. El empresario Sam Zell, dueño de los diarios Chicago Tribune y Los Angeles Times, tuvo que dar una precipitada marcha atrás a los ocho días de anunciar este sistema debido a la reacción negativa de los propios trabajadores. Y es que a veces el precio de las vacaciones ilimitadas exige disponibilidad absoluta y ritmos de trabajo anormalmente altos.

En España, la ley, en principio, no prohíbe este sistema, siempre y cuando se mejoren las condiciones del convenio colectivo del sector y las fijadas por el Estatuto de los Trabajadores, que son 30 días naturales al año.

Carlos de la Torre, inspector de trabajo en excedencia y abogado del bufete Baker & McKenzie, cree que el concepto de vacaciones ilimitadas es “muy disruptivo”. “Todo el mundo cree que solo ofrece ventajas, pero tiene limitaciones y está muy ligado a la cultura del alto rendimiento”, dado que se asocia con una cultura del trabajo basada en plazos y proyectos. Además, advierte De la Torre, por ilimitadas que sean, que tus vacaciones dependan de tu productividad puede provocar una diferencia de trato entre “empleados premium” y gente de rendimiento normal. U obligar a una política de selección centrada únicamente en esos perfiles tan concretos.

Para seguir leyendo:

Técnicas para concentrarse en el trabajo.

A todos nos puede costar estar horas y horas concentrados en una misma solución o actividad, lo cual por ende nos tiende a desconcentrar, c...