jueves, 24 de mayo de 2018

Cómo mantener unido a tu equipo de trabajo.

Un equipo de trabajo está dispuesto a desempeñar sus funciones de manera organizada, a la par, para alcanzar una meta en común, pero eso a veces no resulta de la manera que se espera, de una forma efectiva y eficiente, esto puede ser causado por “mala convivencia”, diferencias entre los trabajadores, conflictos entre ellos o por objetivos confusos, problemas típicos que van afectando al desarrollo y a la cercanía de un equipo.  Pero, ¿cuáles son las principales causales del mal trabajo en equipo?

Al momento de comenzar a formar un equipo de trabajo uno debe velar por encontrar a personas comprometidas y dispuestas a desarrollar sus funciones a favor del equipo, pero esto puede verse afectado cuando existe:

  • Ausencia de confianza entre las personas: Crear lazos entre los compañeros de trabajo a veces puede ser muy importante, ya que con ellos pasas la mayor parte del día y para desempeñarse mejor y obtener buenos resultados en objetivos planteados se necesita confianza de unos entre otros, confiar de las habilidades del otro y hacer que tu equipo confíe en ti, siendo responsable, veraz y comprometido.
  • Falta de comunicación: Hay veces que en los equipos de trabajo se presentan opiniones contrarias o diversas, esto no es un problema si es que se sabe manejar bien, pero en el caso de que no puede traer conflicto dentro del equipo, hablar las cosas que no le parecen bien a todos y los distintos puntos de vista, de manera asertiva, para así poder llegar a un consenso donde todos estén de acuerdo y avanzar juntos a los objetivos planteados en conjunto.
  • Poco compromiso: Esto puede presentarse por tener objetivos confusos o por desmotivación personal, si vamos a mantener un equipo de trabajo bien formado es importante fijar metas claras en la cual todos contribuyan y saber comunicar las expectativas mutuas.
  • Evasión de responsabilidades: Si es que no hay claridad en las funciones de cada uno de los integrantes del equipo, los participantes de este sienten que no hay responsabilidades claras, por ende suelen pensar que el de al lado hará el trabajo. Es por esto que el trabajo debe ser compartido y proponer metas claras para cada uno de los integrantes de este.
  • Falta de atención a los resultados de equipo: Cuando una persona está comprometida con su equipo los buenos resultados son reconocidos en conjunto, pero cuando uno de ellos se enfoca más en él y en su estatus es difícil que se enfoque en los objetivos definidos para alcanzar una meta a nivel grupo. Por esto se deben fijar retos colectivos.

La convivencia entre las personas a veces puede generar discordia, desconfianza o simplemente diferencias de opiniones, debido a que cada persona es diferente a otra, esto llega a separar a un equipo. Aparte de los puntos hablados anteriormente existen otros tipos de ejercicios para unificar a un grupo de trabajo, ya sean cursos de confianza o charlas enfocadas a esto. Es muy importante luchar para mantener un equipo unido, así se pueden lograr los objetivos y metas fijadas.


https://elpais.com/elpais/2018/04/13/laboratorio_de_felicidad/1523610647_774129.html

Novo, servicios para la industria de la capacitación.

¿Por qué una persona en situación de discapacidad, que es profesional, es un líder natural? La respuesta es muy simple, porque le ganó...