martes, 17 de abril de 2018

Cambios laborales gracias a la nueva Ley de Inclusión (21.015)


Con el paso del tiempo Chile ha incrementado cambios, no solo culturales, sino que también sociales, mejorando así el estilo de vida y la comunidad en la cual vivimos. Dentro de las variaciones realizadas encontramos una nueva ley, la cual trata sobre la inclusión de personas, registradas con discapacidad, en el ámbito laboral. Pero ¿Cómo eran las cosas antes de que esto pasara? ¿Existía discriminación laboral?

Primero que todo, ¿qué es la discriminación laboral?, según la Dirección del Trabajo es,"La discriminación laboral consiste en toda distinción, exclusión, segregación o restricción de trato que, ocurrida con motivo u ocasión de una relación de trabajo, se base en un criterio de raza, discapacidad, sexo, religión, o cualquier otro que se considere irracional o injustificado, y que tenga por efecto alterar o anular la igualdad de trato en el empleo y la ocupación"

Dentro de algunos de los datos más relevantes, de la discriminación laboral, encontramos el porcentaje salarial, ingresos mensuales y las diferencias entre género y personas en situación de discapacidad.
En el año 2015, según los datos de la II ENDISC, observamos distintos gráficos que muestran las diferencias entre personas sin situación discapacidad (PsSD) y personas en situación de discapacidad (PeSD)


Aquí podemos observar la distribución de la población adulta asalariada según situación de discapacidad graduada.



En este gráfico podemos ver la notable diferencia monetaria en los ingresos promedios mensuales de la población de acuerdo a sus capacidades.



Además de esto, por los datos recaudados de la II ENDISC, también encontramos una diferencia salarial según el género y las PeSD.

Todos estos datos existían estando vigente, desde el año 2010, la ley 20.422, la cual constaba de igualdad de oportunidades e inclusión social a las personas con discapacidad. Que si bien se enfocaba a asegurar el derecho a la igualdad de oportunidades  de las personas con discapacidad, el disfrute de estos y la eliminación de cualquier forma de discriminación fundada en la discapacidad de las personas, no abarcaba, ni aseguraba a grandes rasgos el área laboral de los ciudadanos.
Es por esto que desde el 1° de Abril del año 2018 se incrementaron las modificaciones correspondientes realizadas a esta misma ley, para así promover una inclusión laboral efectiva de las personas en situación de discapacidad, tanto en el ámbito público como en el privado, contando con reglamentos para dichas áreas.
Dentro de las principales modificaciones encontramos:
Las empresas de 100 o más trabajadores deberán contratar o mantener contratados, según corresponda, al menos el 1% de personas con discapacidad o que sean asignatarias de una pensión de invalidez de cualquier régimen previsional, en relación al total de sus trabajadores.
Los ministerios del Trabajo y Previsión Social y de Desarrollo Social deberán evaluar conjuntamente los resultados de la implementación de esta ley cada cuatro años
Los empleadores deberán registrar en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo y durante el plazo de seis meses posteriores a su entrada en vigencia, los contratos de trabajo vigentes de las personas con discapacidad o que sean asignatarios de pensión de invalidez de cualquier régimen previsional
Derogar el artículo 16 de la ley N° 18.600. Cito:

“Artículo 16. En el contrato de trabajo que celebre la persona con discapacidad mental, podrá estipularse una remuneración libremente convenida entre las partes, no aplicándose a este respecto las normas sobre ingreso mínimo”.

Prohibiendo así toda discriminación hacia personas con discapacidad, en el ámbito social y también laboral.
Para leer todos las modificaciones estipulados en la nueva ley de inclusión ingrese al sitio, 
https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1103997 en el cual podrá informarse detalladamente de todos los aspectos legales de la inclusión laboral.



martes, 10 de abril de 2018

Ley de Inclusión Laboral



Trabajo, un derecho de todos


La nueva Ley de Inclusión Laboral tiene por finalidad promover una inclusión laboral eficaz de las personas con discapacidad, tanto en el ámbito público como en el privado.




Entre los principales temas que aborda:

  • Los organismos públicos y las empresas con 100 o más trabajadores y trabajadoras deberán contratar al menos el 1% de personas con discapacidad.
  • Respeta la dignidad de las personas con discapacidad mental eliminando la discriminación salarial.
  • Fija en 26 años la edad límite para suscribir el Contrato de Aprendizaje con personas con discapacidad.
  • Se prohíbe toda discriminación hacia personas con discapacidad.
  • Las personas con discapacidad contarán con garantías en los procesos de selección laboral del Estado.


Resuelve tus dudas e infórmate de más en el siguiente link: http://www.senadis.gob.cl/pag/421/1694/ley_de_inclusion_laboral

miércoles, 4 de abril de 2018

Ley N° 21.015 incentiva la Inclusión de Personas con Discapacidad al Mundo Laboral.


Aspectos Generales Ley N° 21.015.

Establece la reserva de una cuota mínima de un 1% para personas con discapacidad que tengan pensión de  invalidez o aquellas inscritas en el Registro Nacional de Discapacidad. Modifica la Ley N° 20.422, el Código del Trabajo y el Estatuto Administrativo. Consagra el principio de no discriminación en el Estatuto Administrativo.
Deroga el artículo 16 de la Ley N° 18.600.

Materias del Ámbito Público Ley N° 21.015.

Organismos de la Administración del Estado con 100 o más funcionarios y funcionarias deben tener una dotación anual de a lo menos 1% de personas con discapacidad o asignatarias de una pensión de invalidez de cualquier régimen previsional.
En el caso de las Fuerzas Armadas y de Orden o Seguridad Pública y Gendarmería de Chile, la obligación de 1% se considerará sólo respecto del personal civil.

Vigilancia del Cumplimiento de la Obligación de la Cuota.

Es el jefe/a superior o jefatura máxima del órgano, servicio o institución quien deberá adoptar las medidas necesarias para el cumplimiento de la obligación.

Excusabilidad.

Razones fundadas para excusarse del cumplimiento de la cuota se consideran sólo:


Aquellas relativas a la naturaleza de las funciones que desarrolla el órgano, servicio o institución.
No contar con cupos disponibles en la dotación de personal.
La falta de postulantes que cumplan con los requisitos respectivos.

Informáte de más en el siguiente link:
http://www.achs.cl/portal/centro-de-noticias/Documents/ley-21015-inclusion.pdf

Novo, servicios para la industria de la capacitación.

¿Por qué una persona en situación de discapacidad, que es profesional, es un líder natural? La respuesta es muy simple, porque le ganó...