jueves, 24 de mayo de 2018

Cómo mantener unido a tu equipo de trabajo.

Un equipo de trabajo está dispuesto a desempeñar sus funciones de manera organizada, a la par, para alcanzar una meta en común, pero eso a veces no resulta de la manera que se espera, de una forma efectiva y eficiente, esto puede ser causado por “mala convivencia”, diferencias entre los trabajadores, conflictos entre ellos o por objetivos confusos, problemas típicos que van afectando al desarrollo y a la cercanía de un equipo.  Pero, ¿cuáles son las principales causales del mal trabajo en equipo?

Al momento de comenzar a formar un equipo de trabajo uno debe velar por encontrar a personas comprometidas y dispuestas a desarrollar sus funciones a favor del equipo, pero esto puede verse afectado cuando existe:

  • Ausencia de confianza entre las personas: Crear lazos entre los compañeros de trabajo a veces puede ser muy importante, ya que con ellos pasas la mayor parte del día y para desempeñarse mejor y obtener buenos resultados en objetivos planteados se necesita confianza de unos entre otros, confiar de las habilidades del otro y hacer que tu equipo confíe en ti, siendo responsable, veraz y comprometido.
  • Falta de comunicación: Hay veces que en los equipos de trabajo se presentan opiniones contrarias o diversas, esto no es un problema si es que se sabe manejar bien, pero en el caso de que no puede traer conflicto dentro del equipo, hablar las cosas que no le parecen bien a todos y los distintos puntos de vista, de manera asertiva, para así poder llegar a un consenso donde todos estén de acuerdo y avanzar juntos a los objetivos planteados en conjunto.
  • Poco compromiso: Esto puede presentarse por tener objetivos confusos o por desmotivación personal, si vamos a mantener un equipo de trabajo bien formado es importante fijar metas claras en la cual todos contribuyan y saber comunicar las expectativas mutuas.
  • Evasión de responsabilidades: Si es que no hay claridad en las funciones de cada uno de los integrantes del equipo, los participantes de este sienten que no hay responsabilidades claras, por ende suelen pensar que el de al lado hará el trabajo. Es por esto que el trabajo debe ser compartido y proponer metas claras para cada uno de los integrantes de este.
  • Falta de atención a los resultados de equipo: Cuando una persona está comprometida con su equipo los buenos resultados son reconocidos en conjunto, pero cuando uno de ellos se enfoca más en él y en su estatus es difícil que se enfoque en los objetivos definidos para alcanzar una meta a nivel grupo. Por esto se deben fijar retos colectivos.

La convivencia entre las personas a veces puede generar discordia, desconfianza o simplemente diferencias de opiniones, debido a que cada persona es diferente a otra, esto llega a separar a un equipo. Aparte de los puntos hablados anteriormente existen otros tipos de ejercicios para unificar a un grupo de trabajo, ya sean cursos de confianza o charlas enfocadas a esto. Es muy importante luchar para mantener un equipo unido, así se pueden lograr los objetivos y metas fijadas.


https://elpais.com/elpais/2018/04/13/laboratorio_de_felicidad/1523610647_774129.html

martes, 15 de mayo de 2018

Convertir una afición en profesión

Las nuevas actitudes hacia el trabajo facilitan la adaptación laboral de los ‘hobbies’

"Somos admiradores de tu trabajo. En lo de matar nazis has demostrado talento y yo me precio de tener buen ojo para esa clase de talento. Sin embargo, como asesino de nazis sigues siendo un aficionado. Hemos venido a preguntarte si te gustaría pasar a profesional". En el trasfondo de esta oferta que le hace el teniente norteamericano Aldo Raine (Brad Pitt) al sargento alemán renegado Hugo Stiglitz (Til Schweiger) en la película de Quentin Tarantino Malditos bastardos (2009), está algo que en algún momento de su vida le ha pasado por la cabeza a casi todo el mundo: convertir una afición o pasatiempo en una forma de ganarse la vida.

¿A casi todo el mundo? En la teoría, quizá. Pero lo de ponerlo en práctica ya es otro cantar. La baja tasa de actividad emprendedora en España (6,2%), casi dos puntos por debajo de la media europea, según el informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2017-18, indica que son pocos los que dan ese paso. ¿Por qué? David Criado, facilitador y fundador de Vorpalina, apunta a frenos culturales. "Aún pesa mucho eso que [el filósofo finlandés] Pekka Himanen denomina ética protestante del trabajo, es decir, concebir el trabajo como un castigo. Muchas personas siguen rigiéndose por ese sentido del 'esfuerzo que duele' en los trabajos alimenticios, esos que te permiten comer".

La actual corriente de búsqueda de la felicidad a través del trabajo parece estar cambiando esa concepción. Para Javier Megías, cofundador de Startupxplore, las personas que convierten su afición en profesión aportan tres elementos diferenciales: "Profundidad, porque tendemos a dedicar mucho más tiempo a las cosas que nos interesan; pasión, porque desarrollamos una conexión emocional profunda con esa tarea, y contexto, porque entablamos conexiones con otros enamorados de ese hobby que nos permiten entender el marco". David Criado añade que trabajar en lo que a uno le gusta permite eliminar la cada vez más ficticia frontera entre lo personal y lo profesional, "conectando con tus motivaciones últimas en la vida". Además, continúa, "garantiza grados de implicación, creatividad y compromiso mayores que si trabajaras en algo que simplemente te permite sobrevivir".

Para leer el artículo completo, ingresa al siguiente link:

https://elpais.com/economia/2018/04/26/actualidad/1524751103_664559.html

miércoles, 9 de mayo de 2018

Cómo cambiar de hábitos con una mentalidad impulsora

Aritz Urresti, CEO de goalboxes, experto en Programas de Desarrollo Personal y experto en Productividad, nos propone píldoras de cambio a través de consejos, pautas y claves para lograr el equilibrio entre la faceta profesional y la personal para lograr la tan deseada calidad de vida. En su libro Las Cajitas del Éxito presenta su método exclusivo y patentado para lograr ese equilibrio priorizando tareas y gestionando el tiempo. Para él, «ser productivos supone trabajar menos y tener más resultados» y por tanto, poder tener más tiempo para dedicar a otros asuntos personales.

En esta #PíldoraDeCambio, Aritz Urresti nos explica 6 pasos para cambiar hábitos, eliminar barreras mentales y mejorar nuestra calidad de vida con una mentalidad impulsora que busca la productividad
Jornadas interminables en el trabajo, llegar a la oficina cuando amanece y volver a casa cuando anochece sin apenas tener tiempo para disfrutar de tus hijos, de tu tiempo libre y/o de hacer las tareas domésticas. Muchos trabajadores y profesionales se ven obligados a lidiar con esta agotadora situación día a día perdiendo productividad y energía.

Los horarios maratonianos denotan falta de interés en las labores y la pérdida de motivación. La concentración disminuye y con ella también la productividad. Esta no depende exclusivamente de las horas que inviertas en trabajar sino también de la calidad que adquiera el resultado del trabajo realizado. Cuando los trabajadores no están contentos carecen de aspiraciones y pierden la ilusión en su puesto de trabajo.

¿Qué hacer cuando esta situación se vuelve insostenible y no sabes cómo cambiarla?
Desde el punto de vista de la gestión y aprovechamiento del tiempo es necesario pensar si las horas invertidas en la empresa se aprovechan de manera real y si las tareas se resuelven de un modo eficaz y eficiente.

Sigue leyendo este artículo en el siguiente link:

http://www.rrhhdigital.com/secciones/libreria/130939/

martes, 17 de abril de 2018

Cambios laborales gracias a la nueva Ley de Inclusión (21.015)


Con el paso del tiempo Chile ha incrementado cambios, no solo culturales, sino que también sociales, mejorando así el estilo de vida y la comunidad en la cual vivimos. Dentro de las variaciones realizadas encontramos una nueva ley, la cual trata sobre la inclusión de personas, registradas con discapacidad, en el ámbito laboral. Pero ¿Cómo eran las cosas antes de que esto pasara? ¿Existía discriminación laboral?

Primero que todo, ¿qué es la discriminación laboral?, según la Dirección del Trabajo es,"La discriminación laboral consiste en toda distinción, exclusión, segregación o restricción de trato que, ocurrida con motivo u ocasión de una relación de trabajo, se base en un criterio de raza, discapacidad, sexo, religión, o cualquier otro que se considere irracional o injustificado, y que tenga por efecto alterar o anular la igualdad de trato en el empleo y la ocupación"

Dentro de algunos de los datos más relevantes, de la discriminación laboral, encontramos el porcentaje salarial, ingresos mensuales y las diferencias entre género y personas en situación de discapacidad.
En el año 2015, según los datos de la II ENDISC, observamos distintos gráficos que muestran las diferencias entre personas sin situación discapacidad (PsSD) y personas en situación de discapacidad (PeSD)


Aquí podemos observar la distribución de la población adulta asalariada según situación de discapacidad graduada.



En este gráfico podemos ver la notable diferencia monetaria en los ingresos promedios mensuales de la población de acuerdo a sus capacidades.



Además de esto, por los datos recaudados de la II ENDISC, también encontramos una diferencia salarial según el género y las PeSD.

Todos estos datos existían estando vigente, desde el año 2010, la ley 20.422, la cual constaba de igualdad de oportunidades e inclusión social a las personas con discapacidad. Que si bien se enfocaba a asegurar el derecho a la igualdad de oportunidades  de las personas con discapacidad, el disfrute de estos y la eliminación de cualquier forma de discriminación fundada en la discapacidad de las personas, no abarcaba, ni aseguraba a grandes rasgos el área laboral de los ciudadanos.
Es por esto que desde el 1° de Abril del año 2018 se incrementaron las modificaciones correspondientes realizadas a esta misma ley, para así promover una inclusión laboral efectiva de las personas en situación de discapacidad, tanto en el ámbito público como en el privado, contando con reglamentos para dichas áreas.
Dentro de las principales modificaciones encontramos:
Las empresas de 100 o más trabajadores deberán contratar o mantener contratados, según corresponda, al menos el 1% de personas con discapacidad o que sean asignatarias de una pensión de invalidez de cualquier régimen previsional, en relación al total de sus trabajadores.
Los ministerios del Trabajo y Previsión Social y de Desarrollo Social deberán evaluar conjuntamente los resultados de la implementación de esta ley cada cuatro años
Los empleadores deberán registrar en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo y durante el plazo de seis meses posteriores a su entrada en vigencia, los contratos de trabajo vigentes de las personas con discapacidad o que sean asignatarios de pensión de invalidez de cualquier régimen previsional
Derogar el artículo 16 de la ley N° 18.600. Cito:

“Artículo 16. En el contrato de trabajo que celebre la persona con discapacidad mental, podrá estipularse una remuneración libremente convenida entre las partes, no aplicándose a este respecto las normas sobre ingreso mínimo”.

Prohibiendo así toda discriminación hacia personas con discapacidad, en el ámbito social y también laboral.
Para leer todos las modificaciones estipulados en la nueva ley de inclusión ingrese al sitio, 
https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1103997 en el cual podrá informarse detalladamente de todos los aspectos legales de la inclusión laboral.



Cómo mantener unido a tu equipo de trabajo.

Un equipo de trabajo está dispuesto a desempeñar sus funciones de manera organizada, a la par, para alcanzar una meta en común, pero eso a v...